martes, 25 de noviembre de 2008

Terminar con dignidad


-No coyote, puta, hace 6 meses que estoy sin novia
-Que fué de ella?
-Puta, cortamos. Por imbecil la verdad. Ahora no sabes como me cago por volver con ella, aun la quiero.
-Plop...

Terminar. Oh el dolor de la decisión, Oh la decepción. El amor perdió sentido, las rosas antes florecientes ahora se marchitan, las lagrimas caen, los suspiros cesan, oh!. Carajo, esas son webadas. Terminar debe ser siempre algo duro, pero no duro en el sentido que expresa ser algo dificil de superar, sino que debe implicar una decisión firme, una decisión fuerte, una decisión que no tenga posibilidad a retorno. Cuando el amor se acaba, se acaba pues varón. Si tu, semental que lees este blog, o tu bella fémina que andas curioseando, se daban cuenta durante la relación que no eran compatibles, que pasaban más tiempo peleando que en arrumacos, que ya no la veías como antes pues engordó, que no podías soportar a sus padres, que odiabas a su perro, que ya no aguantabas sus pedos y sus medias siempre apestosas, que no podías aguantar más estar obligado a ver su telenovela mexicana, o simplemente que te aburriste de ella, pues que decir, lo mejor es terminar. Cortar por lo sano, esa es la consigna. Sin embargo hay muchas cosas que nos pueden cambiar la antes firme decisión, hacer que esta tambalee o se convierta en una decisión negociable. Pasan los días y recordamos los momentos felices, los momentos alegres en los cuales todo se veía tan bello, cuando ella te decía esas cosas tan hermosas que te hacían voltear y decirle a tus amigos "Muchachos, ella es". Odio a esas parejitas bobas, que cortan y vuelven una y otra vez; un día el besa a otra chica y termina con ella descaradamente, a la semana lo observas tocando la puerta a las 3 am hecho un mar de lagrimar pidiendo perdón, un día ella lo odia, lo quiere matar, al mes siguiente vuelven a salir; ¿Me entienden cierto? Es odioso, según ellos viven una historia dulce, de amor apasionado, tan dulce que me produce caries de solo presenciarla, tan apasionada que quisiera ser el hombre que entra con un hacha y los decapita. Por eso digo, terminar es un proceso dificil, tortuoso y azaroso, que requiere mucha fuerza de voluntad, determinación y carácter, todo para que aquellos sentimientos como la nostalgia y la melancolía no nos desestabilicen y nos permitan continuar nuestra vida tranquilos. De esta manera, Coyote Rivera se ve en la obligación de escribir este post. Una serie de consejillos, cosas básicas y de cultura general para que tu varón, tu fémina, que terminaron de dar sus primeros pasos en el sendero del amor e ingresan al oscuro sendero de vuelta a la soltería, puedan transitar con dignidad.

1. Evita la música.

Quien no ha tenido la clásica y cursi canción de pareja? Esa que se escuchaba -mismo soundtrack- la noche en la que la conociste en esa reunión. Aquellas canciones canciones que le quemaste en un cd con el nombre "canciones que me recuerdan a ti". O aquella canción que creyeron estaba escrita para ustedes dos pues resumía en un par de frases cliché lo que sentían el uno para el otro. Cojudeces! Un consejo muy básico, de sentido común: Evitalas! Solo tienes que ir a un concierto de Andres Calamaro para darte cuenta que esa canción, su canción, la que juntos creían tan especial, tan suya, pues es compartida por miles de miles de parejas; ojo, solamente en Lima. Entonces, EVITA escuchar Calamaro, evita escuchar canciones cortavenas como "How I wish you where here" de Pink Floyd, evita Coldplay, evita Morrisey, ni se te ocurra poner en tu mp3 Jason Mraz, Jack Jhonson, Keane, apartate lo más que puedas de Radiohead, piensa que jamás existió "The Blowers Daughter" de Damien Rice, tira al tacho tus discos de Diazepunk o Daniel F, olvida a Sabina, a Serrano y a Serrat por muy buenos que sean, y por último -y lo más importante- evita el EMO. Y si sueles escuchar radio, pues serías el hombre más insensato si no evitas radio Corazon, radio A, radio Felicidad, ritmo Romantica. Evita sobre todas las cosas -aunque esto debería de evitarse SIEMPRE- canciones como las de Viva Fm. Esos grupetejos como Bacilos, Kabas, Transas, el grupo este de los nosequé y palo de agua, todos los maricones Dani-algo, Diego torres, Carlos baute, y un larguisimo etc. La música es el interruptor que enciende la nostalgia, es como si a esas cenizas aun calientes del amor que pasó le hechases todo un galón del más fino kerosene ¡cómo no se va a encender! En conclusión, alejate!

2-Evita los presentes, evita los detalles.

Aquellas cartas que te escribía cuando cumplían meses diciendo "Amorcito, feliz mes y medio, te quiero, eres mi pastelito! XoXo", los comentarios en el muro del facebook con frases de amor sacadas de libros de Paulo Cohelo o poemas de Neruda, los correos electrónicos con cosas tan trascendentales como "Hey, son las 3am, estoy sin sueño y aburrida", los sms que te mandaba diciendote que te extraba a penas cruzabas el umbral de su casa, todas esas cosas se van, se botan, se borran, se queman; no hay otra solución. Es como tener una bomba amarrada al cuerpo; inevitablemente, en alguna circunstancia o por alguna razon volverás a abrir tu correo o revisar los mensajes de tu celular y esto desbordará el torrente de emociones que justamente querías evitar. ¿Y con los regalos? ¿Que hago con ellos coyote? me refiero a esos grandes regalos, los costosos, los importantes como aquel Cd doble de The Who, la ropa que te compró, la segunda edición de las obras completas de Proust que encontró en Quilca, el documental que tanto ansiaste ver sobre música popular peruana, aquel autografo que consiguió para ti desafiando a una horda de hombres-orco y maleantes, la camiseta de River que te trajo de su viaje a argentina, los muñecos de tela que hizo parecidos a ti y ella, etc. Pues hombre es simple, no seas webón, si es que te sirven, pues úsalas.
3- Evita saber de ella

"¿Que no sabias? Ella ahora tiene novio". Este es quizás el punto más importante para poder superar con éxito el proceso. Si este punto no es superado caeras inevitablemente en un hoyo profundo de nostalgia, con lo cual esas palabritas tan importantes en la vida como "Dignidad" o "Verguenza" desapareceran de tu conciencia producto de ciertas locuras e insensateces amorosas que no dudarás en realizar. Saber que la otra persona te ha superado, que ya no piensa más en ti, sumado a que fuiste un necio y no seguiste los primeros dos consejos, es la mezcla en proporciones precisas para crear una bomba molotov amorosa. Que peor que seguir hablando con ella, revisar las nuevas fotos que cuelga en el facebook y justamente comprovar que su vida ahora va por un camino diferente y que tu ya no eres más parte de ella; ouch. Pues varón, pues fémina, corta todo vinculo almenos por un tiempo. No le digas que te acompañe a comprar ropa, no le digas para tomar un café, no le digas que te acompañe a ver una película de las que sabes que gustan a ambos, no pienses en hacerle un regalo sorpresa, no planees hacer las cosas que dejaron pendientes. Tampoco preguntes a las amistades que es de ella, que hace ahora, que pasó con su perro, a que se dedica ahora, menos aún alguna pregunta morbosa sobre su presente. Y por ningún motivo, en ninguna circunstancia preguntes si sale con alguien, si esta en algo serio con alguien, si hizo algo perverso el fin de semana, si se emborrachó o no, si es que está deprimida o lo que sea; un si, un no, una palabra mal dicha o mal entendida, o un simple silencio nos puede hacerte caer en la depresión mas honda y considerar vestirse con pantalones apretados, ropa negro y cerquillo Emo como una opción de vida. Consejo: evitala. Sal con otras personas, conoce gente nueva. Sino, busca a las personas que no frecuentas, distraete haciendo origami, haciendo crucigramas o rompecabezas, lo que sea.


-...Porqué "plop"?
- Porque eres un imbecil!

2 comentarios:

Malanoche dijo...

que bueno tu post me has hecho cagar de risa

salchicha dijo...

feo no? yo tambien pase por eso