domingo, 10 de febrero de 2008

Denuncia!: Fraude del tema del verano

Señores Lectores:

En estos últimos días nos hemos visto invadidos y bombardeados hasta el hartazgo, obligados a ver sin posibilidad de retorno por el morbo causado, nada menos que una nueva propaganda pegajosa en nuestros televisores. Desgraciadamente, esta se repite y repite en boca de cada amigo imbecil -pero buena gente- que cada uno suele tener, tan solo por el mérito de poseer un corillo y frasecillas pegajosas. No negaremos que en ocasiones este tipo de propagandas han sido muy estimadas por nosotros, los cronistas. Entre ellas se encuentran todas las de la colección de Cristal -de la cual todo mundo recuerda el "...Y llego la titular"- o la inolvidable -y un tanto polémica- "Ah! Yungay". Sin embargo, esta nueva propaganda, titulada "El tema del verano", es otra que merecería estar entre nuestras favoritas -por su originalidad, frescura y mensaje burlon contra todos los toneritos que mueren por la canción de moda- si es que no fuese por... Mejor veanlo ustedes mismos.



Este es "El tema de verano" por la compañia de telefonia "Claro"




Y este es ...¿Tambien el tema del verano?


Si señores, es lo que ustedes sabiamente creen. Cronistas urbanos quiere denunciarles hoy que esta nueva propaganda, este menjunje intragable y pegajoso al paladar, no es mas que una burda y descarada fotocopia de otra propaganda. Yo que inocentemente pensaba que la publicidad en el Perú era creativa y original, me encuentro ahora con que no somos más que unos duplicadores de las ideas exitosas en otros países. Una decepción similar había experimentado cuando supe que Bryce no era un escritor, sino una marca registrada o especie de editorial en la que varios escritores publicaban; no pense que el plagio llegaría tambien hasta nuestros televisores. La empresa que hizo llama CTI, y es una empresa de telefonía movil al igual que Claro. Pero como saben que "queremos más", y no se les ocurre nada nuevo, pues recurren al recurso peruano del robo intelectual puro y descarado y nos "dan mas". Y es que la cruda verdad nos dice que la publicidad en nuestro país no le llega ni a los talones a la de otros países Latinoamericanos; en específico la tan buena publicidad Argentina. Ahora que hemos descubierto esta triste verdad, la cruel estafa en la que nos vemos insertos, intento descartar de mi mente cualquier posibilidad de que este no sea la unica propaganda que fotocopiamos. Moriria si supiera que el "...Y llego la titular" tambien es plagio.


La nostalgia por la titular

...Y al proximo plagio si que le clavo la sombrilla!

1 comentario:

Edilberto Cabrera dijo...

El tema del verano: ¡Me tiene deseperado!