domingo, 11 de mayo de 2008

Happy Mother's Day

Es domingo de mayo. ESE domingo de mayo. Ese que más nos desespera. Pasa que sin razón alguna SIEMPRE hay una buena bomba digna del recuerdo (o de la burla a alguno de tus amigos), pero bebes, fumas, y arrochas con la presión de tenerte que despertar el día siguiente temprano. Arrochaste con o a un lobo, lobita, gil, amiwo, amiwa, pavo, gordo, NEGRO, chino, fumón, loco, etc. Te la pegaste tan hard que en un momento llega la necesidad de recurrir a tu bajadón urbano: llegaste a Miguelón después de la típica lata-necia de borracho.

Te despiertas el día siguiente, pero no por razones naturales, sino porque para tu mala suerte tu viejo te despierta con la amenaza de que si no estás bañado y cambiado como si fueras burbujita de Yola Polastri en 5 minutos quedas afuera de su testamento, no te queda otra. Caballero nomás. 5 minutos después están tus hermanos y tu vestidos cual matrimonio, con el delantal encima haciendo el desayuno con la menor bulla del mundo, la típica del desayuno llevado a la cama, y mi mamá que empieza el día en que por culpa de los benditos comerciantes se ha convertido en el día en que MÁS LEGITIMIDAD poseen las mamás para hacernos cumplir lo que siempre nos dicen, pero que nunca hacemos caso. Hoy es diferente. Hoy es día de la madre hoy tienes que cumplir.

Así, pues, estás con la resaca de la vida, deseando que mueran los comerciantes para poder despertarte a las 3pm como DEBE SER. pero tienes que almorzar con toda la familia, LAS ABUELAS, LAS TÍAS, LAS PRIMAS, y hasta LA PERRA que ya fue madre y hasta para ella hay honores el día de hoy, tu por tu parte estás en la cocina lavando los platos del almuerzo, mientras tus hermanos sirven de mozos ofreciendo postres y vino. Felizmente tienes como salvación que a tu vida llegan 2 horas de testosterona con el partido del día. Y así, campeona el Manchester. Gracias Madrid, y aguante River.