jueves, 6 de septiembre de 2007

Grandes Misterios de la Urbanidad

La urbe tiene mil incógnitas, cientos de misterios. Algunos de ellos dignos al menos de un reportaje completo de "Aunque UD. no lo crea de Ripley". Lo digo en serio. Pues aunque el hombre de a pie no lo crea, vive en una ciudad donde todo lo que se mueve (y lo que no), es potencial sospechoso de esconder en sí una verdad incomoda. Y con el fin de hacerle justicia a esos misterios, me decidí a dedicarle al menos unas líneas a ellos; una especie de tributo solemne a la Urbe.
Me aventure a entrar a esta jungla de cemento, computándome alguna especie de Indiana Jones de pueblo joven, a rebuscar entre las piedras y preguntar a los naturales el saber de la vida en la ciudad. Por ello, me puse el sombrero que en antaño usó Harrison Ford y me decidí a cargar contra esos misterios. Lo primero que supe, casi por casualidad de la vida, fue que vivimos en una ciudad de costumbres, algunas tan antiguas que hoy en día no sabemos porqué existen. Un ejemplo de ello es que cerca de mi hogar hay un paradero al que le dicen el "banco", donde hoy en día solo se ve una bien abastecida ferretería. Banco, Banco, Banco??? ¿A qué maldito banco se refieren? ¿Será el banquito del datero? ¿Será que alguna vez hubo un Banco allí? o ¿Se refieren al Banco BCP que se encuentra 3 cuadras mas allá?...Será tal vez como me dijo un buen amigo: "Seguro que era el banco en el cual cobraban su sueldo los peones, de aquellos tiempos en el que La Molina era una hacienda". Aunque esta última hipótesis pueda ser refutable, lo cierto sigue siendo que somos una ciudad de costumbres. Llendo hacia el distrito de Independencia hay un paradero al que le dicen "La Vaquita", y es cierto, había una vaquita. Murió la vaquita y el nombre quedó, prueba irrefutable de lo costumbrista que es nuestra ciudad.


"3-2-4 va plaaaaaanchaado". Ahí otro descubrimiento. Somos una ciudad de códigos también. ¿Cuantas veces habremos oído ese corto pero necesario dialogo cobrador-datero? y cuantas veces también nos habremos despedazado la cabeza tratando de descifrar que significa eso por la que le parió al primer datero de la historia!. Fui desde el Callao hasta La Molina, desde Ventanilla hasta Ate, desde La Punta hasta Surco, y en ninguna de esas travesías pude saber que demonios significan esos números. Y claro, pregunté directamente a la fuente, pero fue como exigirle a un gago que diga "Nabucodonozor" correctamente. Los transportistas no se hacen entender.


Lo difícil del asunto esta que no todos los dateros usan el mismo código, porque además no todos los dateros son los mismos. Existen los dateros de la empresa, los dateros "free-lance", y los dateros truchos; y lo difícil está en que todos usan números diferentes dependiendo de la ruta y de la empresa. Solo tal vez un trabajo exhaustivo, de algún gringo loco que realmente este ocioso, podría resolver la incógnita. Pero la verdad, es que con este ejemplo nos podemos dar cuenta que todos utilizamos códigos tan ambiguos como este. Cambiamos las palabras por unas que solo un pequeño círculo, una pequeña elite personal entienda. La prueba de ello es que muchas de las palabras que usamos en la vida diaria empezaron siendo códigos usados por unos pocos para entenderse entre ellos. Como primer ejemplo, la palabra "Causa". ¡¿Cómo degenero el dichoso plato nacional a ser una palabra que expresa amistad cercana?!. Pues "causa" nunca fue una alegoría a la comida, sino que era la palabra que hacía referencia, en la cárcel, a otro presidiario que hubiese sido arrestado por la misma "causa". Algo así como decir "colega". Otro ejemplo es la palabra "Pavo", palabra que hoy la relacionamos al sujeto imbécil, torpe, lento y mongo. Pero la palabra "pavo" en verdad se usaba entre los delincuentes para identificar a la posible "presa" del asalto. "Mira causa, el de allá es el pavo". El dialogo es lógico.


Por último, y una de las cosas que me tomó mas tiempo descifrar, fue la palabra "Tombo". ¡¿ De donde demonios "tombo" llego a ser sinónimo de policía?!. Pues la reflexión va por este lado.
En los primeros años de la república los uniformes de los policías municipales contaban con grandes botones en el pecho, estos botones eran tan grandes que distinguían a los policías en la distancia. De esta manera, los peruanos de antaño, con la creatividad peruana de "Inca Kola"(¿?) de su lado, en vez de llamar "botón" a los policías, empezaron a decirles "Tombos" para así poder facilitar su uso común. ¿Somos una ciudad de códigos? Definitivamente.


Y ya que hemos mencionado a la sonadísima "Creatividad Peruana de Inca-Kola", no podemos negar que nuestra ciudad es una de las pocas en la que la creatividad se respira por cualquier lugar. En principio la Inca-Kola es una bebida de creatividad. ¿Como demonios, con que extraña estrategia de marketing, pudieron hacer que una bebida color a pichi y sabor a chicle pudiera estar en todas las mesas de esta nación?. Que extraño chaman conjuró para que todos los peruanos amemos esa bebida! (sino imagínense comer un chifa sin Inca-Kola... sino ¿Con qué? con Coca Cola... Aaj!). Lo mejor es que esta bebida color pichi, con la creatividad de los miembros de esta urbe, está traspasando las fronteras.


Pero hablando también de particularidades de nuestro país, podemos decir que somos el más creativo en todo sentido. Hasta en lo que es software somos creativos. ¡Que caiga la primera piedra sobre el peruano que ose decir que somos un país atrasado en tecnología!, ¡Somos el único país que ha patentado el Microsoft Wilson 98 y el PER antivirus! (Que vale decirlo, tengo la dicha de estar usándolos). Además, somos el único país de toda Latinoamérica que puede ver las mejores películas antes de su estreno mundial!
Lo mejor de todo que nuestra Urbe es la que guía todo ese "sendero de desarrollo".
Polvos azules, rosados, Wilson, la parada, Gamarra, etc. son solo los más notorios de los miles de ejemplos de la creatividad de nuestra ciudad, en lo que es entretenimiento, software, ropa, música, etc. Y lo mejor es ver la cara de los extranjeros cuando dicen: Pero... ¡¿Cómo lo hacen?!.


Pasando a algo más curioso aun, y que la verdad me tomo una breve pero necesaria investigación, es algo relativo al Hi5. Es imposible que ningún navegante de la red del Hi5 haya pasado por alto los Fake hi5's. Los Fake hi5's son los clásicos hi5's de personajes curiosos como Melcochita, Ronald McDonald, Franchella, Barney, los profes del cole, el mendigo de la esquina, la vieja de tu pata, etc. Pues aunque no lo crean esos Fake hi'5s están hechos solamente por peruanos, en su mayoría de nuestra ciudad. Es indudable que la creatividad en nuestra ciudad se respira.


Con todos estos misterios descubiertos "parcialmente", volví a mi casa y no me quedó más que colgar el sombrero de Indiana Jones, que ahora descansa en mi perchero, esperando volver cuando alguna otra incógnita de la Urbe aparezca.

4 comentarios:

percy chavez vasquez 9015 8781 dijo...

me parece genial tu nota porfavor sigue asi es bueno lo que haces

Humberto Contreras Soria dijo...

Hola, muy bueno el post. Me gustaría saber en que consiste el famoso "wilson 98" ¿Es un sistema operativo? Del PER antivirus puedo decir que es bueno (aunque yo uso el AVG 7.5 que es gratuito, muy bueno, y no pesa mucho -y eso que los tengo en mis 10 cabinas-) De la pirateria del software, y sobre todo de las películas en DVD, también puedo decir que es de excelente calidad. Resido en Chile y los DVD piratas de ellos son medianamente regular porque la trabajan de manera artesanal, es decir, en la PC y de manera laboriosa. En cambio en el Perú, la piratería está "industrializada" y cuentan con buenos equipos duplicadores y etc. etc. Saludos.

E. Rocamadour dijo...

Bueno humberto, el "wilson 98" no podria denominarlo como un sistema operativo nuevo. Dados mis relativos conocimientos de informatica, solo puedo decir que es una version modificada del "microsoft windows 98", que contiene algunos cambios que lo hacen mas seguro, sencillo y personalizado; en pocas palabras, para "dummies". Ademas de tener ventanitas "peruanizadas" (sabes a lo que me refiero), estan eliminados los programas o servicios de los que no dispone nuestro país del tercer mundo. No te podria dar mas detalles, pues como ya dije, de informatica se poco. En wilson te pueden dar mas detalles, y si lo pides puedes ayudar a la personalizacion.
Gracias por los cumplidos.

ep@ulv-18 dijo...

hola.. tu post està genial.. tan solo dejame agregar que en forma mèdica, anatòmica y fisiològica, la orina debe ser de color claro translùcido,, y no del color de la inka kola, el color amarillento en la orina se observa cuando existe ifecciones uretrales, problemas prostàticos y luego de haber consumudo alcohol en exceso¡¡¡ espero q no sea tu caso si es q haz utilizado tu cuerpo como fuente de informaciòn acerca de esa caracterìstica de similitud entre la inka kola y la orina.. bye